jueves, 24 de octubre de 2013

NAUFRAGIO DE LA ESCAFANDRA de Juan Pomponio



Decir Naufragio remite a desamparo, a pérdidas y olvidos. Pero también remite a renacer, a sobrevivir, a tesoros y marineros. En este NAUFRAGIO DE LA ESCAFANDRA, que Juan hoy nos deja como legado poético, el Naufragio es mágicamente recompensa, testamento, mensaje de luz. Pareciera que después del Naufragio la playa desolada recibe las maderas y bajo una antigua escafandra se encuentra éste poema, como dice Juan en su último poema, yo diría se encuentra todo un poemario. Poemario filosófico y metafísico donde palabras como origen, código, Ojo interno, silencio, lámpara, renacer, fuego, nos remiten a la existencia del ser, a la superación del mismo, a lo que está predestinado, a lo que se debe lograr siempre transitando el sendero luminoso y genuino del más puro sentimiento, del más profundo ser. Hay una revalorización del hombre y sus instancias, un redescubrirse, el hombre es escultor de metáforas y es éste quién regresa al silencio, pues es este silencio la casa más legítima, más sagrada y es ahí seguramente, en el encuentro mayor con uno mismo, donde al poeta desde su insomnio la tinta le pesará en las arterias/le llenará el corazón ofrendándonos así, a sus lectores, cada latido, cada palabra.
Juan Pomponio nos invita, nos induce desde su nuevo libro a meditar, a preguntarnos hacia dónde vamos, cuál es la meta, cuál el paradigma. Nos invita a dejar bastones, a recuperar nuestra aura, el corazón puro y encontrar así la semilla virginal de los campos preparada para crecer desde la tierra hacia los confines de la historia, nuestra historia, la de la humanidad toda.
Un poemario para leer de a poco, para degustar de a poco, para beber gota a gota saboreándolo como se hace con un vino consagrado. Juan nos deja su mensaje, queda en nosotros ser buceadores del conocimiento y de la luz.


Gustavo Tisocco






martes, 15 de octubre de 2013

CAJITA DE CARTÓN de Carlos Caposio



Cosas dormidas



No sé si despierten
las cosas dormidas.

Una mesa que tiemble si cargan su lomo.
Un poste de luz, con miedo a tropezar.

Y los caminos
esquivando los autos.
Y las cucharas
flotando en la sopa.

Que tal el obelisco con vértigo,
los almanaques con amnesia,
libros tartamudos,
y molinos de viento
girando y girando en cuartos cerrados.

Quizás despierten las cosas dormidas
y una piedra se estire para tirar una gomera.
Y los alambrados de los campos
como redes gigantes, pesquen ovejas.

Que hay si las guitarras tienen vergüenza.
Si las palabras se agarran de los labios para no salir. 

Que tal si los juguetes dejan de jugar a la escondida
con los niños descalzos.

Qué pasa si las balas tienen pánico.

Y las banderas, en un globo gigante,
se llevan volando todos los imperios.

Pero no sé.

No sé si despierten las cosas dormidas.            


                 

Aprender a leerte 


Propongo acariciarte página a página,
dejarme llevar por tu historia,
no juzgarte al pasar párrafos prohibidos
y al descubrir capítulos plagiados.

Proyecto soñar el final, juntos,
y adelantarlo.

Quiero ser el protagonista de tu desenlace,
navegar en la incertidumbre de este nudo
y ser historiador de tus principios amorosos.

Quiero descubrirte al leerte
sin pensar en tus autores del pasado
sin crear juntos un bets sellet.

Mi sueño,
es perdernos en alguna plaza
no que paguen por leernos
que nos regalen,
y que vuelvan a regalarnos
para viajar con vos en cajas de mudanzas,
para ir por los colegios en mochila,
descansar en las mesas de luz
y ser leídos de reojo en el tren y el colectivo.

Intento escribir el principio que dejaste para el final
leerte en vos alta,
hacerte vibrar sin vocales
llenar tus capítulos de consonantes
eliminar puntos y apartes
y entre coma y coma,
hacerte el amor.


¿Escuchás Mirta?
             
Con lo que te gustaba el cine, si estos chicos con sus cámaras, supieran. Pero que les voy a explicar, ahora vienen a filmarme de su tallercito. Piensan que estoy loco ¿Vale la pena que hable de nuestro aniversario? Si sólo me mueven un poco para acá, otro tanto para allá y arman una historia que se inventan.
Se ríen de mí Mirta, eso no está bien, si no te hubiera gustado tanto el cine a estos los mandaba al diablo. Dicen que es un documental sobre la esquizofrenia, o alguna de esas enfermedades de la mente. Para mí sólo es una pantalla. Espero que esta noche puedas verme. Hay luna llena. Desde allá, desde el otro lado ¿Salgo tan ridículo? Decime Mirta, hace años que no me hablás, decime si estoy tan errado, si podés escucharme ¿O será verdad que estoy loco? Que no soy un enamorado y que cuando alguien muere todo se apaga como un televisor que se quema.
            Estos pibes me tuvieron dos horas con sus ángulos, las luces, el maquillaje, el vestido este desarreglado que les pedí, que les rogué que trajeran. Nunca entenderán por qué exigí un vestido de novia. Por qué, les dije que no usaría otra ropa. Soy loco sí, les afirmé.
            Hay luna llena Mirta, hoy me verás desde el otro brillo, cincuenta años de casados, bien sabemos, no se cumplen todos los días. Un beso fuerte Mirta, te sigo debiendo nuestra luna de miel.

                              

viernes, 6 de septiembre de 2013

REINO INTERIOR de César Quispe Ramírez

III
                                 
aunmantengo mis dos piernas
y mi corazón nacional  que no sabe a nada
desprecié la pálida idea de la libertad
y la lluvia cotidiana  en el rostro
ahora sé  que     l a   v i d a      n o      e s t á     a q u í
es tan extenso el camino hasta mi cuarto
lluvia de helicópteros        corriéndome de esta morada
los árboles enredados en  las nubes   se   agitan
el viento tarda en el triciclo que rastroja  el  reciclaje 
mi cabeza hueca    anhela la almohada
el tiempo se me agranda
solo me sé una canción vieja de los pájaros desolados
soledad del que nunca se está solo
todo está bien    a p a r e n t e m e n t e 
es enero   y mi cuerpo estará cubierto
por mucho tiempo  en este ruido de celdas
que se   a/b/r/e/n    y  se   ((cierran))             
sin importar que mis ojos bonachones
sufran el trapo viejo          la frialdad de la cama
en un lugar donde todos somos
el mundo descrito de una manera   s u a v e



 IV


s e   a r r a n c a   e n   m í       la sílaba del otro
la leña podrida que dispara y modela
los huesos de mi angustia
l o s   p e r r o s   m e   r o d e a n 
la espalda ya no me soporta tanta oscuridad
c h a c a l e s 
silban el veneno en vuestras manos
somos la floración más rara
que el mundo altera
en una resonancia de océanos
donde somos peces y flores melódicas

alojad a este prisionero
en la charca
o h    l á m p a r a s            r u t a s   d e l   f ó s f o r o
si están mis ojos arrastrándose en esas  lágrimas
solo me bastan tus bordadas alas en mi pecho
o h        r e i n a   d e   m i   u r b e 
o h        n/o/r/m/a 
aunque yo palpe  tus verdes ancas    de la pradera
no habrá un pentecostés algarabía
que llene la plenitud de mis poros

solo un candado que nos cierra la libertad



 VI

d-e-a-m-b-u-l-o    c-i-e-g-o
busco  a  mis treinta y seis  años 
lo que ahuyenta a los párpados   
a las palabras sonoras        a las uñas  descortezadas
al sonido de tu presencia
al que mecía  a los pájaros en la espesura del agua

o  h   l á z a r o      d e      m í
quién mojará mi lengua en este paraje
quién podrá morder la maleza de mi exilio
sombras de miel  que me abrazan  y me penetran
en bandadas de sueños
el poema comienza   con ácido rojo en el cielo
las piedras se aquietan          mis sienes palpitan
y el verde grito del gallinazo
lanza su frase urgente desde afuera
a / r/ g/ é/ n/ t/ e/ a/ s
o  h    m a r
desde aquí se oye  tu mensaje labial y lejano
aquí en estas orinadas rejas
solo tengo el harapo sumergido de unos pájaros
que se nutren de este mundo desolado

tiemblan mis dedos         en mi reino interior
y solo hallo iluminado  las sábanas del residuo
y los corredores que se dilatan  descarriando los alaridos
hermanos
aquí  se conoce mejor el volumen de la muerte

(Poemas del libro: Reino Interior, 2011)





BIOGRAFÍA



César Quispe Ramírez (Chimbote - Perú,  1977)

Es fundador de la revista de literatura Tinta libre. En el año 2003 obtuvo el Primer Premio en los Juegos Florales de Poesía “Juan Ojeda Ojeda”, organizado por el Instituto Nacional de Cultura de Chimbote y la Universidad César Vallejo. En el año 2009 fue galardonado con el Primer Premio del V Concurso Internacional Bonaventuriano de Poesía, organizado por la Universidad de San Buenaventura en Cali, Colombia. En el año 2011 obtuvo el Primer  Internacional de Poesía y Ensayo Breve “CARLOS ERNESTO GARCÍA” en San Salvador. En este año 2013 recibió una MENCIÓN ESPECIAL en la Convocatoria de Poesía Internacional por el Club Hem Editores, en Argentina. Sus poemas aparecen en revistas nacionales e internacionales. 

 

sábado, 3 de agosto de 2013

EL MAESTRO NORBERTO ARTURO CID



Autorretrato con copia




Bajando del cielo



Genocidio




Norberto Arturo Cid






Nacido en el porteño barrio de Parque de los Patricios. Desde muy chico su vocación se inició por el dibujo en todas sus expresiones, siendo un autodidacta en ese aspecto.
Más adelante tomo el arte y la literatura como eje cultural de su vida siendo su medio de expresión, incorporando al dibujo distintas técnicas de pintura. El acrílico y la tempera, fueron sus primeras experiencias, hasta que descubrió la técnica del informalismo, con la cual trabajo y se fue enriqueciendo a través de distintas experiencias. Maestros de la pintura como Carlos Cañas, Perez Celiz, entre otros, fueron más que guías en su vida.
Participo en diversas  exposiciones en la Ciudad de Buenos Aires, tales como  el Palacio San Miguel, Sheraton Hotel  y numerosas galerías. Pero su obra toma trascendencia  en las distintas muestras realizadas en México, Honduras, EE. UU, España, donde diversos coleccionistas adquieren sus obras.

jueves, 18 de julio de 2013

POESÍA DESDE SANTA FE




Mirta del Carmen Gaziano de Bella




CANTA, MELINA, CANTA…

Deja que llegue desde mi noche mas profunda
que se revelen las verdades ocultas en retratos,
permite que sea tu acompañante de atardeceres sin retorno.

Canta Melina que es tu voz
la cinta que transporta mi humana
trascendencia, mi ignota y perdurable
razón de los sentidos.

Deja que prolongue mi efímera verdad sobre las cosas
que fluctué,
abrace estelares sendas espaciales
llevadas e inspiradas por tu dulce canto.

Canta y susurra,
dame motivos
trasládame a cielos de olivos
azucenas, lirios y manzanas.

Se en mi una constante
quiero estar en éxtasis
de tu manera de ser y comportarte.

Quiero vivir al vilo de tu canto
a orillas de tu pelo
al pie de tu mirada
cerca de tus ceremoniales ritos de silencio.

Concédeme permiso para danzar

entre los círculos pacíficos de los sonidos de tu voz…

...................................................

A borbotones tomo el cóctel de la vida
no doy tregua a las esperas lamentables,
atenta estoy a cada cosa que se anuncia
para atrapar enteramente el tiempo
que asevere riquezas insondables.    

..............................................................

Son los rumores del agua que fluctúa
En la sinuosa pendiente valle abajo
Lleva consigo frágiles pigmentos
Hiervas y limo
Hacia la blanda
Cimiente acanalada.

Son los latidos de aves inmigrantes
Cruzando el aire con celestiales vuelos
Hacen que eleve mi mirada al cielo
para vivir en plenitud el ferviente
anhelo de libertad celeste.

Son los albores simples matizados
De la mañana amplia, esplendorosa
La que distrae mi andar en este día
La que me guía hacia sendas novedosas
Del paraje que descubren mis sentidos.


DATOS BIOGRÁFICOS PARA CONOCER UN POCO MÁS A NUESTRA QUERIDA AMIGA


Profesora Superior en Artes Visuales y escritora.

Nací en Diamante Entre Ríos, pero en mi niñez vine a vivir a Santa Fe, cursé mis estudios en la Escuela De Artes Visuales, Profesor Juan Mantovani , me desempeñé como docente en los tres niveles, Primario, Medio y Superior , represento gráficamente y el arte pictórico, además de la fotografía  otra de mis pasiones, y en la que he presentado numerosas muestras en salones Santafesinos y en salas de otras provincias.
Respecto a la escritura la realizo desde la adolescencia, pero hace solo algunos años comencé a dedicarme a pleno a este maravilloso arte, realicé algunas publicaciones en revistas literarias y en la web.
Participé en antologías,  Publique en la colección “CUADERNOS Y PALABRAS” N°12, que coordina Oscar Agú, título de la obra”ALGO DE MI”.
Soy secretaria de SADE (Sociedad argentina de escritores-Santa Fe-Argentina).Participación como coordinadora de certámenes literarios de SADE-SANTA FE, 2012, Participación como jurado de concurso literario 2012.
Premiación para participar de una antología en ALICANTE-ESPAÑA. año 2013




miércoles, 12 de junio de 2013

ECLOSIONES de Salvador Muntaner




Con el color como combustible y el gesto como chispa,  Salvador Muntaner inicia una detonación y nos convierte en testigos de un horizonte que estalla para salpicarnos de policromías inusitadas y manchas sugerentes. 
Los elementos fundamentales; la línea y el punto se hacen presente en la obra de Salvador con gracia y soltura, de manera lúdica, comportándose cual serpentinas o partículas de luz que revolotean inasibles en el espacio. 
Los que suelen decir que la pintura ha muerto tendrían que hacer mutis  al descubrir que la línea y el punto reiterados por enésima vez siguen pareciendo frescos y vivaces. Ahí radica la magia, porque los colores y los elementos siempre serán los mismos pero va en el gesto artístico inigualable e irrepetible, la posibilidad de hacer combinaciones infinitas y por lo tanto vigentes y necesarias.



Remontando los pasos del chino Hung, Muntaner consigue su propio camino, uno donde el color estalla y resulta fácil hacer la comparación de su colorida paleta con una explosión de alegría. Es una pintura luminosa imbuida del espíritu intenso del trópico, esa luz que realza los colores y los aviva, donde confluyen los violetas de atardeceres trepidantes, los azules del mar caribeño y los verdes de la selva profunda. Al verlos en conjunto me dieron la impresión de estar en un jardín donde inéditas eflorescencias eclosionaban mi asombro. 
La abstracción que siempre a supuesto un reto artístico por lo indomable de lo amorfo y de lo no codificado, por su ubicación más allá de lo habitual y referencial , por ser material ininteligible, por su conflicto con lo semántico, por su complicidad con la pasión, sigue siendo sin lugar a dudas una veta de exploración artística sin agotar con una profundidad y un potencial quizá insondable de la cual la humanidad podrá seguir extrayendo materia prima para seguir asombrándose, una muestra de ello; la obra reciente de Salvador Muntaner.

                                                                                                         Oscuraldo 
                                                                                    San Cristóbal (Venezuela) Abril de 2013


sábado, 6 de abril de 2013

HOMENAJE AL MAESTRO ANTONIO PUJIA


Nace el 11 de Junio de 1929 en un pueblo del sur de Italia llamado Polia. Sus padres son: Vittorio Pujia y Maria Vallone. Ya en su infancia denota su interés por las formas modelando sus propios juguetes con arcilla que obtenía de las orillas de un arroyo. En Mayo de 1937 emigra con su su madre y su hermana mayor Carmela hacia la Argentina donde los esperaba Vittorio que había viajado cuando Antonio tenia dos años. Llega a Buenos Aires y comienza sus estudios primarios con cierta dificultad puesto padecía de miopía y nadie se había percatado, su maestro de cuarto grado lo observa y le recomienda a su madre que lo lleve al oculista, usa lentes desde entonces. También durante su primer grado superior, y por su dificultad con el idioma, comienza a dibujar elementos de la realidad que le llaman poderosamente la atención por la novedad   que significaban para el; dibuja un diariero y su maestra lo muestra por toda la escuela llenándolo de orgullo.



Familia con palomas y sombra / Material: Bronce / Alto: 42 / Ancho: 31 / Profundidad: 19 -  2001

Al momento de egresar, su maestro orienta a los alumnos en sus futuros estudios secundarios y le dice que el debería seguir Bellas Artes. Antonio, fascinado por el atrayente nombre de la carrera, le comunica su deseo a sus padres recibiendo una rotunda negativa por parte de su padre que imaginaba mas conveniente para el una carrera de contador. Con la complicidad de su madre consigue anotarse en el examen de ingreso de la Escuela Manuel Belgrano. Ya en el examen se siente un tanto intimidado por que descubre que sus futuros compañeros se han preparado y el no, de todos modos logra aprobar y cursa regularmente la escuela haciéndose notar cada vez mas por sus dotes artísticas y por su gran aplicación al estudio. Durante este periodo trabaja duramente para costearse los estudios eligiendo siempre trabajos que le permiten agregar conocimientos y practica de taller, relacionado con los materiales usados en la escultura, por ejemplo moldería en yeso, realización de taseles, etc. Así obtiene el titulo de Profesor Nacional de Dibujo en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredon y el de Profesor de Escultura en la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Carcova. Este periodo de estudios abarca desde 1943 hasta 1954 y tiene como profesores a artistas de la talla de Troiano Troiani, Alfredo Bigatti, Alberto Lagos y Jose Fioravanti, con los cuales también trabaja como ayudante en sus talleres, también trabaja como ayudante en el taller de
Rogelio Yrurtia. Tiempo después, y a modo de sentido homenaje, bautiza con sus nombres los patios de su propia escuela-taller. Se dedica con creciente intensidad a la creación y a la docencia ejerciendo la titularidad de las cátedras de Escultura en las escuelas Pueyrredon y Belgrano y también enseña en su escuela -taller entre 1970 y 1975. En 1956 el entonces Director Técnico del Teatro Colon, Hector Basaldua, decide dotar al Teatro de un taller de escultura escenográfica para lo cual organiza un concurso, el cual es ganado por Antonio Pujia; quien se desempeña como jefe del mismo hasta 1970. De este periodo proviene su fascinación por la música y la danza, dos de sus temas predilectos. Asiste regularmente a las clases de los bailarines y se dedica a tomar infinidad de apuntes en carbonilla sobre papel. Así, forja una intensa amistad con Jose Neglia y Norma Fontela, primeras figuras del Ballet estable del Teatro y tantos otros bailarines del cuerpo de baile. En 1966 realiza el retrato de Norma Fontela que hoy se exhibe en el foyer del teatro.



Ventana de la primavera 

En 1959 Gana su primer premio de importancia: el Gran Premio del Salón Municipal Manuel Belgrano. Esta distinción lo empuja a profundizar su compromiso con el arte. Esto iniciaría una seguidilla de premios crecientes en importancia y ganados a una edad poco usual, puesto que los mismos se daban, por lo general a artistas de mayor edad y trayectoria. En 1960 gana el Gran Premio de honor del Salón Nacional de Artes
Plásticas a la edad de 30 años. En 1961 gana la Bienal Alberto Lagos y en 1964 el Gran Premio del Fondo Nacional de las Artes "Augusto Palanza", completando de este modo la posesión de los premios mas importantes del país. Estas destacadas distinciones confirman la elección de Pujia y lo comprometen cada vez mas profundamente en su compromiso con el arte. En 1965, motivado por esta secuencia de premios, decide realizar su primer muestra individual en la histórica galería Witcomb, una de las primeras galerías de Bs .As. la cual había albergado muestras de los mas importantes artistas del país y del extranjero. Esta muestra marca un hito en su carrera, pues, además de ser un verdadero suceso de publico y ventas, fue una muestra donde expuso una gran cantidad de obras fundidas en bronce, cosa que hasta entonces no había podido hacer. Por otro lado, la apuesta fue grande, la muestra fue costeada íntegramente con sus ahorros; tónica esta, que continuara durante toda su vida como única forma de mantener independencia e integridad con respecto a lo que desea expresar. Ya completamente definido y animado por el gran éxito de su primer
muestra individual se embarca en una producción ininterrumpida (sin dejar su tarea docente ni el taller del Colon) que desemboca en su segundo gran éxito: Biafra.  En el año 1970 y profundamente dolorido por el notable impacto que le producen las imágenes de la prensa sobre la devastación de un nuevo país en el continente Africano, produce lo que seria su primer gran compromiso social. La exposición descarnada de la destrucción del hombre por el hombre. Esta exposición, inaugurada el 23/7/71 en la Galería Esmeralda provoca los mas grandes elogios por parte de la prensa especializada y del publico asistente. Esta serie trasciende al exterior y en 1974, la galería Sebert Art de Sidney, lo invita a trasladarse y hacer allí, una muestra muy exitosa, con varias de estas piezas de Biafra. Incluye en esa exposición, también esculturas con otras temáticas, quedando en manos de coleccionistas de ese país,  varias de ellas. Años después, en el 2000, las mismas esculturas expuestas en el Museo E. Sivori, provocarían sensaciones análogas a aquella época. Es tan grande la importancia que Pujia confiere a esta serie de esculturas que, aun en día, la serie completa y original es parte de su colección privada. En situación análoga a esta se encuentra su famosa serie Martín Fierro producto de los años 72/73 en los cuales vuelve a reflejar la miseria de la destrucción junto a su pasión por la tierra que lo recibió y albergo la Argentina. En la exposición del 75 en el prestigioso Hall del Teatro  Municipal Gral. San Martín, el publico se encontró con una de las mas intensas series de esculturas que se hubiesen visto hasta entonces. El suceso es de tal magnitud, que Pujia decide incorporar la muestra, integra, a su colección. El profundo sufrimiento que le provoca la producción de estas dos series, lo moviliza hacia el otro extremo de su rica personalidad; así es que, en 1977 en la Galería Imagen, expone una recordada serie de esculturas que se alejan sensiblemente de la temática dominante de aquellos años. Mujeres desnudas, parejas de amantes, erotismo, plantas, la serenidad, se expresan en obras como "Adagio" (retrato de su mujer embarazada) o "Amarnos con pasión" ponen en relieve la preocupación del artista en mostrar, con la misma intensidad y pasión, las diferentes posibilidades que anidan en el seno de los seres humanos; el amor y el  odio, la construcción y la destrucción, la apatía y la pasión; Tanathos y Eros en eterna lucha.


     Martin Fierro (el grito) Material: Yeso / Alto: 32 / Ancho: 23 / Profundidad: 23 / Fecha: 1973

En el año l976 y aproximadamente durante un año , vive y trabaja en España, en el Escorial, y durante ese   periodo y ya de regreso en Bs.As. hasta el 79 , elabora la temática relativa a los años de plomo con la dictadura impuesta en Argentina. Una pieza de tamaño natural, "Libertad Amordazada" y la serie de mutables, que también dan cuenta de lo que es encarcelado :, por ej."El espejo del alma", mas otras donde la expresión esta puesta en lo que es encerrado, lo que permanece oculto detrás de las cubiertas siniestras que oprimen.  En  l980 se conmemora la 2da. Fundación de Buenos Aires y  se  le encarga  la creación de una medalla conmemorativa, que se acuña en Italia, y se regalan 25O.OOO como insert con la Revista "Siete Días".  Hasta el 82 se extiende el periodo de piezas con la temática de la dictadura, y   con el viaje  del 83 comienza un  a producirse un acercamiento a la obra de Amadeo Modigliani,  teniendo como punto de partida el óleo "Le grand nu" . Esta serie es un homenaje al pintor, a la belleza, a la serenidad, como contrapartida de la serie anterior.  A continuación de esta serie , y luego de este viaje ,surge la certeza de que sus raíces están definitivamente en este país en el cual habita, vive, trabaja y ama, desde que llego a los 8años. En algún momento , la fantasía era pertenecer a ambos, y repartir la vida entre Italia y Argentina , pero  redescubre su ciudad, donde esta su  familia, su taller, sus  alumnos, sus amigos, y esto se traduce en otra serie temática " Canto de amor a Buenos Aires". Forma parte de este homenaje el acuñado de una serie de medallas, con temas y poemas acerca de la Ciudad, que acompañan la edición de un libro. también en ese año, con el advenimiento de la democracia, crea por encargo,  una medalla conmemorativa de la asunción a la Presidencia del Dr. Alfonsin. Hace  una  importante ampliación a su taller,  con un espacio y
luminosidad muy importantes y  su sentimiento se vuelca a desarrollar la parte mas bella de la vida, las parejas que se aman., coincide con la etapa en que los hijos están en pareja, y son el testimonio de la eterna continuidad de la vida.,siendo ocasionalmente., modelos para sus obras. Hay una muestra "En-amor -a dos", que  muestra esta serie. A continuación, y con esa misma dirección aparecen las familias, que incluyen los nietos del artista, y forman el núcleo de las familias felices. Posteriormente, la debacle económica en que se sumerge el país, opone a estas  familias ,las que quedan marginadas de toda inserción social  por  la desocupación y la indiferencia social. Esta  serie la realiza a partir del cuadro de Ernesto de la Carcova "Sin pan y sin trabajo", y el material que emplea para expresarse , es la cera directa pigmentada. Luego de un tiempo, retoma la temática de las parejas  y las familias, combinando diversos materiales, madera, o mármol con bronce. "Luego de las dos muestras del año 2OOO (Museo Eduardo Sivori y Galería Principium), Pujia decide homenajear (durante el 2OO3) al Maestro Rogelio Yrurtia, del cual fuera ayudante en su juventud, y de quien conserva valiosas vivencias y un gran agradecimiento por su ejemplo como creador y pedagogo. Reúne entonces, parte de sus obras que abarcan el periodo desde l960 hasta 2OOO, realizando esta muestra en la Casa Museo Rogelio Irurtia, en la Capital, que el Maestro donara, con la totalidad de su obra y sus pertenencias, al país. A  partir de medidados de 2OO4 suspende cursos y su participación en Muestras Colectivas o Ferias de Arte, para comenzar un HOMENAJE A LA MUJER, al cual dedica todo su tiempo creativo. Dibuja con modelo vivo en su taller, y a partir de esa idea y un numero importante de bocetos, va definiendo y construyendo una serie de piezas ensamblando, bronce fundido a la cera perdida, mármol de carrara, mármol belga, ébano con diversos baños de plata y oro. Durante los años 2008/09 Pujia esculpe y modela varias esculturas sobre diversos temas y realiza obras por encargo tales como una crucifixión para la capilla del Barrio Obrero de Quilmas y la Medalla Conmemorativa del Bicentenario de la Patria encargada por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la cual es entregada a destacadas personalidades de las artes y la cultura durante el 2010. Durante el 2008 realiza una exposición/homenaje al Bicentenario del Teatro Colon. También realiza una gran exposición en el Museo Sivori de la C.A.B.A. titulada “Homenaje a la eterna mujer” donde muestra mas de 70 obras representando el cuerpo femenino a lo argo de 50 años de su trayectoria artística. Esta exposición vuelve a batir el record de asistencia de publico al Museo Sivori que ya tenia Antonio desde su exposición del 2000. En este mismo momento Pujia se encuentra trabajando en una nueva serie de esculturas que versionan fotografías de sus nietos realizadas por Sandro Pujia, su hijo. Esta serie de esculturas será exhibida en Buenos Aires a fines de Noviembre de 2010.


Distinciones

1997 Premio "Estatuilla Tango", República de San Telmo. / 1992 Premio "Recorrido Dorado" S.D.D.R.A. 1990 Nombrado "Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires" por el H. C. D.  
1984 Diploma de Honor otorgado por la Sociedad Argentina Protectora de Animales, con motivo de la realización de la medalla del "Jockey Club".  / 1983 Premio "Palmas Joaquín V. Gonzalez", Gobierno provincia de La Rioja.  / 1982 Ganador Concurso Creación y Ejecución para la Medalla Conmemorativa del 1er. Centenario Jockey Club de Buenos Aires.  / 1982 Nombramiento de Cavalieri dell'Ordine all Merito della República Italiana.  / 1982 Fundación Konex, Premio destinado a las mejores figuras de las Artes Visuales Argentinas. / 1981 Premio Adquisición Gobierno de Santa Fe LVIII Salón Anual de Artes Plásticas. Museo de Bellas Artes, Santa Fe. / 1980 Premio Revista "Salimos". / 1974 Rotary Club de Buenos Aires, Ateneo Rotario, Laurel de Plata.  / 1972 Primer Premio Salón Nacional de Tucumán. / 1972 Premio Especial Medalla de Oro Salón IPCLAR, Provincia de Santa Fe. / 1971 Premio a la mejor muestra, Fondo Nacional de las Artes, otorgado por la muestra Biafra? de 1971 en la Galería Esmeralda.  / 1970 Premio Dirección de Turismo, Salón anual de Tucumán.  / 1970 Gran Premio I Bienal de Escultura, Municipalidad de Quilmes.  / 1966 Primer Premio Salón de Artes Plásticas de Campana, Provincia de Buenos Aires. / 1964 Premio (Apartado Medalla) Salón Nacional. / 1964 Ganador Premio Fondo Nacional de las Artes "Augusto Palanza". / 1962  Primer Premio Salón S.A.A.P. / 1962 Premio Medalla de Oro, Salón Anual de Tucumán.  / 1961 Invitado a participar en la II Bienal Artistas Jóvenes en París. / 1961 Premio Único, 1er. Concurso Bienal Alberto Lagos. / 1961  Primer Premio XXIII Salón de La Plata. / 1960 Premio Boceto, Monumento a D.F. Sarmiento, Municipalidad de Avellaneda. / 1960 Gran Premio de Honor Salón Nacional de Artes Plásticas.   / 1960 Tercer Premio Sección Arte Histórico, Salón Nacional. / 1959 Gran Premio Salón Municipal Manuel Belgrano. / 1959 Primer Premio Salón Nacional de Artes Plásticas. / 1959 Gran Premio Salón de Artes Plásticas de Rosario, Santa Fe.       
1958 Tercer Premio Salón Nacional de Artes Plásticas. / 1957 Segundo Premio Salón Municipal Manuel Belgrano.  / 1956 Premio Rogelio Yrurtia Salón Anual Provincia de Santa Fe.       / 1955 Tercer Premio Salón Municipal Manuel Belgrano. / 1951 Premio de Honor Primer Salón de Estudiantes de Artes Plásticas / 1950 Primer premio del Salón Anual de MEEBA. / 1949 Segundo Premio Salón Anual MEEBA




sábado, 30 de marzo de 2013

AL FINAL DEL CAMINO - Juan Pomponio





Un hombre con un sombrero de paja caminaba por un sendero cortando la profundidad de los cerros azules. Se dirigía a la aldea de Humukena, donde sabios campesinos habían desarrollado, por intermedio de 
diversos injertos, una clase de planta cuyos frutos eran bombillos eléctricos, los que eran utilizados para iluminar la comarca. En el rostro barbudo y anguloso del hombre se notaba el cansancio de trajinar caminos. Al llegar frente a un campesino que araba la tierra con una yunta de bueyes, habló: 
—Busco a Muela de Gallo. 
—¡Sooo! —gritó el campesino frenando a los animales. Lanzó un eructo y respondió—. Seguro que anda destilando sus pociones. Vive allí —agregó señalando una casa de tejas negras. 
El hombre se quitó el sombrero, saludó al agricultor y se marchó hacia la casa. Luego de andar unas cuadras estuvo frente a una puerta de madera. Golpeo el dragón plateado que tenía como aldaba y espero unos segundos. De pronto apareció un anciano que flotaba, descalzo y en harapos. 
—Hace mil años que te esperaba —dijo Muela de Gallo—. Pasa. 
El hombre ingresó a la casa y sintió la presencia de seres luminosos. En el cuarto había botellas de cristal, tubos de ensayo, redomas de arcilla etiquetadas, y afuera, bajo un mango frondoso, un viejo alambique. Muela de Gallo llamó al viajero. De un arcón tallado en madera extrajo una botella que contenía un líquido dorado. Se la entregó. 
—Sólo funciona si se comparte —dijo observándolo con ojos sin tiempo. 
—¿Qué es? 
—El elixir de la felicidad.