jueves, 5 de marzo de 2009

EL MENSAJE DE ALONSO DE MOLINA

Entre todos hemos creado una sociedad en la que cada vez más nos invade una enorme y compleja paradoja, se comparte más, estamos más cerca unos de otros, mejor comunicados pero se habla menos, se dialoga menos; en la poesía he encontrado un excelente medio de expresión donde te obligas a una búsqueda constante en pos de entender la vida.



Otra vez yo, el mismo hambriento de siempre (Autorretrato)

Nací,
o tal vez me sacaron de un molde vacío.
No siendo un ser brillante
permanecí durante años a la intemperie
de los días en desacuerdo conmigo mismo y
rastreando encrucijadas en noches inciertas.

Poco o nada puedo decir de mis maneras.
Suelo elevar un hombro, o los dos;
a veces arrugo la frente
ó doblo la mandíbula;
abro de par en par los ojos, encojo la vista
y hasta miro con desparpajo procaz o indiferente

En absoluto mi aspecto sobresale.
No soy alto, no soy gordo,
tampoco soy rubio ni tengo la piel azul
(ni la sangre) como los divinos;

soy un individuo tan común y corriente
como mis vecinos, como tus vecinos.
No soy pobre, no soy rico,
en ningún caso soy un mendigo;
no soy un soñador; no soy un imprudente,
¡Ni siquiera celebro mis locuras!

Casi nada puedo decir de mis sentimientos,
salvo que son como recién sacados de un paisaje yermo;
más no soy del todo dócil, ni estoy enteramente refinado.
De trato difícil y algo espinoso,
por el contrario, acepto de buen grado
el verme cada mañana frente al espejo,
admirarme sin reservas
asumiendo la obligación de sobrellevarme para
rendirme cada día al imprevisible azar de mis avatares;

No me conformo en absoluto con todo ni con nada,
quisiera, eso sí, ser docto en el arte de los tambores y
poseer manos y dedos hábiles capaces de someter
con temple el bordón de una guitarra,
me gusta ir trapecista entre sus cuerdas;
me proclamo, a veces, en vítores y baño mis desganas
en bálsamo de limón, assúcar, yerbabuena y ron.

Sin hallar, aún hoy, los designios
trazados en las escritas rutas del humo
soy consciente de que no soy el arquero
que con firmeza
tensa y lanza sus flechas al infinito;

sin embargo,
aquí estoy, otra vez yo,
el mismo hambriento de siempre.


© Alonso de Molina
Serie de Poemas
¿Acaso temes verte por dentro?

Alonso de Molina

Revista Alaire Nº 1 (Enero 2009), Nº 2 Febrero 2009); colaborador habitual.
Antología Poética Alaire. Diciembre 2008
Revista Virtual Alaire Nº 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10
Un mundo y Aparte. Antología Poética. Electrónico 2008
Area Reservada. Antología Poética. Electrónico 2007
Revista Internacional "Poesía de Rosario" Nº 16
El Sol desmantelado. Antología. México 2007
Revista Digital de Poesía "La Fuente de las 7 Vírgenes". Nº 7
Revista Transparencias. Varios numeros 2006 y 2007
Libro Poetas 2005. Antología. España 2005
Odaldecir. Antología. Argentina 2003

5 comentarios:

Mónica Angelino dijo...

Tu mensaje exuda poesía amigo Alonso, como siempre, es un regocijo leerte.
Saludos.
Mónica

Juan Pomponio dijo...

Gracias por tu visita al blog y comentar la poesía de Alonso de Molina.

Saludos

Juan Pomponio

Alonso de Molina dijo...

Juan Pomponio, te agracezco mucho tu tiempo y tu trabajo, tu iniciativa

Gracias compañero

Alonso de Molina dijo...

Mónica querida amiga gracias por tu comentario comprensivo

te mando un fuete abrazo y seguimos

.

Juan Pomponio dijo...

Estimado Alonso de Molina, te lo mereces.

Gracias a ti por llegar a rodar con la Fragua.

Invitemos al Mundo.

Mucha luz

Juan Pomponio