lunes, 19 de octubre de 2009

EL PRINCIPE DE ALBANTA



Luna en el baño

(Dublin)

La maja

quiebra las caderas
bajo la luna del baño
mientras enjuga esos besos
que decidió no darme.

Pero sé que luego vendrá
a refugiarse conmigo
bajo el mismo edredón de mar
que, si es con ella,
no me hace sentir la soledad.

Y mañana el sol de afuera
me quitará la luz de mi interior,
la de sus ojos lavándome
como bayetas españolas
las heridas del corazón.


UN POCO DE SU HISTORIA

Nieto de Rafael Jijena Sánchez y hermano menor del poeta Andrés Lucas. Nombrado “Príncipe de Albanta” por Luis Eduardo Aute. Embajador del “Cercle Universel des Ambassadeurs de la Paix” de Genève. Vocal Titular de la Comisión Directiva Nacional de la “Fundación de Poetas” de La Argentina. Miembro del movimiento “Poetas del Mundo”. Cofundador del grupo poético “Por Sangre Tinta” con Patricia Corrales y Pablo De Biaggio, con quien también fuera Codirector de la “Celebración Poética”. Conferencias “Bohemia y Viajes” con Osvaldo Verón. Jurado del “IV Concurso de Cuento y Poesía Atahualpa Yupanqui”. Vocal de la “Biblioteca Popular La Margarita Blanca”. Director de “Reino de Albanta Ediciones”. Codirector de la “Revista Tierras de Adrogué” con el cineasta Ygnacio Cervio. Coordinador de los “Talleres de Poética Café Albantés”. Trabajos teatrales y cinematográficos.

Publicaciones

Ø La Voluntad de la Esperanza (poesías y elegías)
Prólogo de Pablo De Biaggio. Weben Ediciones, Buenos Ayres, 2005
Ø Gemidos del Corazón (poemas de amor)
Prólogo de María Cristina Valle. Weben Ediciones, Buenos Ayres, 2004
Ø Secretos de la Percepción (homenaje a Jorge Luis Borges y otro relato)
Prólogo de Alejandro de Beruti. Reino de Albanta Ediciones, Buenos Ayres, 2003
Ø Reino de Albanta (diálogos poéticos con homenaje al prologuista)
Prólogo de Luis Eduardo Aute. Reino de Albanta Ediciones, Buenos Ayres, 2002


Miren al poeta

El poeta no toma vino,
bebe parsimoniosamente la sangre de Cristo.

El poeta no come,
devora a la vida con pasión.

El poeta no fuma habanos,
hace señales de humo para otros pueblos.

El poeta no mira a las mujeres,
hace que ellas lo miren a él.

El poeta no tiene relaciones sexuales,
protege a la mujer con su cuerpo.

El poeta no regala flores,
prefiera verlas vivir naturalmente.

El poeta no camina,
avanza bailando tango.

El poeta no habla,
siempre está recitando.

El poeta no duerme,
sueña.

El poeta no tiene amigos,
se rodea de hermanos.

El poeta nunca está encerrado,
es un escapista profesional.

El poeta no sabe obedecer,
es un obsesivo libertador.

El poeta no cree en el Cielo,
jura haberlo visto.

El poeta es un guerrero,
da la vida por la paz.

El poeta no escribe,
derrama su sangre.

El poeta no muere,
se va a vivir con Dios.

Lágrimas de ojos

Tengo lágrimas llenas de ojos
que ya no podré volver a ver
y de esos ojos que nunca me verán,
miradas pintadas de tristeza y dolor.

Tengo lágrimas llenas de ojos,
llenas de llanto
y de ojos con la angustia por mirar
el desconsuelo de la verdad.

Tengo lágrimas llenas de ojos,
y ojos ya vacíos de lágrimas…
que ya no quieren ver…

3 comentarios:

Elisabet Cincotta dijo...

Muy buen todo. Me gusto leer al príncipe

besos
Elisabet

Juan Pomponio Castiglione dijo...

Gracias Elisa. El Príncipe de Albanta, es un gran amigo, ahora está en Croacia, le haremos llegar tu comentario. Besos

Juan

Avesdelcielo dijo...

Qué buen poeta. Dearrolla un lirismo particular y natural y sin esfuerzo nos lleva al plano del cual el artista no puede renunciar: el de la belleza.
MARITA RAGOZZA