martes, 17 de febrero de 2009

CARLOS CARIOLI ATERRIZA EN LA FRAGUA



Te palabro

te palabro toda la noche a oscurecer en las palabras que no dije, donde pienso en el después rancio y vuelvo a pensarte y te palabro, en la punta de los ojos, en el te vas y volvés, en tu entodas partes desaparecida, te palabro en las palabras que puedo, en las que no elijo, en las que no vuelvo, te palabro en lo que no estoy, en el entodas partes ausente, y vuelvo a pensarte y te compalabro con después, con nunca, con siempre, te compalabro con eso que no, con silencio, en la punta de la piel te compalabro con tocarme y te panpalabro entre sábanas, en lo que sos de la noche, en la todapalabra no dicha, nunca. Te panpalabro en mí, escrito, tintado, doluerto, sexuante, en las entodas todas que me muerto, en eso todono que desaparezco y vuelvo a pensarte y te despalabro, de a poco, así despalabrante en el mientras de la noche y te despalabro en la punta de los ojos, en tu entodas partes palabrada, te despalabro como vuelvo, como puedo, como gajos, y vuelvo a pensarte toda la noche en las palabras que no dije y vuelvo a pensarte en los ojos, en como caminás la risa que te cae, en el te vas y volvés, en tu entodas partes desaparecida, quieta, susurrando una palabra que gira y gira y que nunca cae, una palabra amarilla, una palabra zumbida, eso que te quedó suelto, eso que tenés suelto para mí y que entre mis voces lo vocifero mientras lo guardo en el aire, suelto, y desaparece. Y te metapalabro y te parapalabro y te subpalabro y no sé si metapalabrarte o parapalabrarte o subpalabrarte mientras conpalabro la mano con la fiebre de la noche, estás ahí subpalabrada en lo que digo cada vez con la voz más lejos, cada vez más menos, cada vez más desasvozada, cada vez más pared, entonces te enpalabro contra la pared, te enpalabro en las sábanas, te enpalabro con palabras en el entodas partes enpalabrada y estás enpalabrada en el entodas partes.

Te ausencio

ajeno te ausencio nocturna y un trazo desinhibido todo dentro me mancha de ganas y encuerpo tu ausencia en la memoria apenas un recuerdo una voz una brisa que mancha de amarillo la noche y tiemblo en tiempo en ganas de llanto y muero en trazos de recuerdo ajeno en mí te ausencio no más que nada y ausencia y una voz de mancha de brisa amarilla de tiembla en llanto la noche de luces que te existen amarilla y con gestos desinhibidos te hacés perfume y te ausencio en las palabras que tiemblan las ganas apenas la noche un recuerdo una voz que mancha la brisa todo dentro todo me amarillo de ganas todo me noche todo me llanto todo te ausencio


Carlos Carioli
Nació en Morón, Provincia de Buenos Aires el 11de mayo de 1965. Es integrante del taller literario coordinado por la escritora Liliana Diaz Mindurry desde el 2004. Obtuvo los siguientes reconocimientos en narrativa y en poesía:
Mención Especial en Premio Arcano 1993, por el cuento ¨Misteriosa Atracción¨
Finalista en el Concurso de Poesía ¨Centro de Estudios Poéticos¨España 2005
Finalista en el Concurso de Poesía ¨Mis Escritos¨ 2005
Finalista en el Concurso de Poesía ¨Pasos en la Azotea¨, México 2005
Finalista en el Concurso Hispanoamericano de Poesía y Cuento Corto ¨Isaac Asimov, Mexico 2006
Finalista en el Concurso de Poesía ¨Centro de Estudios Poéticos¨ España 2006
Primer premio en el III Concurso Nacional Macedonio Fernández de Poesía y Narrativa breve, por el cuento ¨El Doble¨ 2006.
Integrante del jurado en el IV Concurso Nacional Macedonio Fernández de Poesía y Narrativa breve. 2007.

5 comentarios:

Kellypocharaquel dijo...

Excelentes y muy profundas las actualizaciones.
¡¡¡ Un super blog !!!
Besos
Raquel

Juan Pomponio dijo...

Gracias Raquel. Seguiré trabajando en el blog, todos los días con mucho amor. Para todos ustedes. Los celebro.

Mucha luz

Juan Pomponio

Jorge Sabas dijo...

muy creativo el poema,ánimos;
josé repiso moyano

azpeitia dijo...

Interesante y valiente forma de escribir...un abrazo de azpeitia

Juan Pomponio dijo...

Si, es verdad. Recibe mis saludos estimado Azpeitia. Va mi abrazo.

Y sigamos navegando por la vida con la Poesía de Carlos y de todos ustedes.

Juan Pomponio