lunes, 3 de agosto de 2009

HOMENAJE A HEBE SOLVES

En Buenos Aires Hebe Solves se nos fue a buscar metáforas por otros mundos.

Nació en Vicente López, en 1935. Vivió siempre en Buenos Aires, salvo el tiempo en que trabajó como maestra rural. Ha publicado varios libros de poesía y literatura infantil.

Una gran artista y mejor persona

Agradezco la información suministrada por la APOA (Asociación de Poetas Argentinos) y de la Poeta Marta Zabaleta.

Va nuestro sentido homenaje.

Juan Pomponio




www.martazabaleta.com
www.martazabaleta.blogspot.com

POBLACIÓN

Hay en mi casa plantas indefensas
crecidas en la distracción.

Hay panales de avispas
solidarias y cascarones blandos,
polillas que esperan nacer.

Hay una paloma demorada en el techo,
lechuza de la siesta y antena
de plumas y pico.

Y yo camino
arrastrando las palmas de las manos
por las aristas de los muebles,
las barandas, un imaginario balcón
que improvisa el domingo.

Somos una legión de seres sin destino
dispersos los unos en los otros,
dibujados por la casualidad.

Somos lo que decimos: avispas.
polillas, cascarones, plantas, picos
de la siesta en los destellos de un vidrio.

INDOLENCIA

¿Quién nos ata a las cosas y a mí,
compaginándonos a deshora,
sino la imagen de todas las imágenes
de mí sin mí?

La multitud escancia
una posible voz, un gesto indivisible
en los reflejos del aire,
una historia propia (¿real?)

Y yo también me miro
como si mirara las caras
de un retrato
infinito y único.

Al fin, un desorden ingobernable
reúne la vida y el olvido;
peligran en la indolencia los víveres
y se anulan las razones de saber
y las de morir.

4 comentarios:

Marta R. Zabaleta dijo...

Un recuerdo de hoy que nos hara vivir.
Gracias, Juan, proque asi somos más.

Abrazos
Marta Zabaleta

Juan Pomponio dijo...

Gracias a vos Marta por hacernos conocer a Hebe y su poesía. Quedará en las telas del tiempo.

Besos

Juan POmponio

P dijo...

La vida es esto. Prestémosle atención a los
detalles. Al calorcito humeante del pis, a sacar la basura, a viajar apretados
en colectivo. Si no disfrutamos eso, ¿qué nos queda?

Elisabet Cincotta dijo...

Un recuerdo, un poema que quedará con nosotros vivo en la memoria.

besos
Elisabet